Mercasevilla recibe el certificado AENOR que avala las medidas y los protocolos adoptados en sus instalaciones para luchar contra la COVID-19

Mercasevilla - Aenor

Se trata de una de las primeras centrales de la red nacional de mercas en obtener este certificado de carácter voluntario y tras someterse a una exhaustiva auditoría independiente

  • “Se reconoce una labor bien hecha, ofrece aún mayores garantías a sus operadores, comerciantes y plantilla y supone reforzar aún más la confianza en la empresa”, destaca el delegado de Economía y Comercio, Francisco Páez

 

El mercado mayorista Mercasevilla, participado por el Ayuntamiento y la sociedad estatal Mercasa, ha recibido el certificado independiente de protocolos de actuación frente a la COVID-19 por parte de AENOR. Esta entidad garantiza así que Mercasevilla está aplicando las medidas y los protocolos de actuación adecuados para evitar el riesgo de contagio y propagación de la pandemia.

 

El delegado de Economía, Comercio, Relaciones con la Comunidad Universitaria y Área Metropolitana del Ayuntamiento de Sevilla, Francisco Páez, ha recogido el certificado de manos de Antonio Pérez Carreño, director de AENOR en Andalucía, en un acto al que han asistido también el gerente de la central mayorista sevillana, José Ramón Navarro, la coordinadora general de Empresas Municipales y Seguimiento Presupuestario, Carmen Castreño, y el jefe de Administración General-Sistemas de Información de la sociedad pública, Jesús Fernández.

|Patrocinio|

FUN RIDE SEVILLA 

“Mercasevilla ha jugado un papel protagonista en el abastecimiento alimentario de la ciudad y su área de influencia a lo largo de la crisis sanitaria y ha sido un canal vital para la comercialización de frutas, hortalizas, pescados, carnes y otros productos de la agroindustria andaluza. Desde los inicios de la enfermedad, fue adoptando medidas frente al contagio más exigentes incluso que las propias exigencias y recomendaciones sanitarias para minimizar la posibilidad de contraer la enfermedad entre sus mayoristas, minoristas y trabajadores. Hoy, este certificado de AENOR reconoce una labor bien hecha, ofrece aún mayores garantías a sus operadores, comerciantes y plantilla y supone reforzar aún más la confianza en la empresa”, ha dicho Francisco Páez. El delegado, asimismo, ha destacado que Mercasevilla es una de los primeras centrales mayoristas de la red pública nacional de mercas en obtener este reconocimiento, que es voluntario y exige una auditoría independiente.

 

La certificación AENOR se hace extensiva a la totalidad de las instalaciones de Mercasevilla y se obtiene después de que un comité de expertos de esta entidad haya realizado una exhaustiva auditoría de sus instalaciones y los procedimientos adoptados frente al contagio por coronavirus, y tanto en la propia actividad como en el trabajo de la plantilla y los operadores del mercado. Estas medidas anti COVID-19 se vienen aplicando y reforzando desde que, en marzo pasado, se declarara primero la alerta sanitaria y después el estado de alarma por la pandemia. En este sentido, AENOR no sólo ha auditado los requisitos legales exigibles, sino también las medidas complementarias que Mercasevilla ha agregado a las recomendaciones realizadas por los organismos y las autoridades sanitarias nacionales e internacionales.

 

Este compromiso con la seguridad y la salud ha sido el principal objetivo de trabajo en toda la empresa durante los meses del estado de alarma. Dicho compromiso, reconocido por la certificación de AENOR, garantiza que todos los protocolos sanitarios de seguridad, limpieza, y desinfección se han aplicado adecuadamente para minimizar el riesgo de contagio y propagación de la COVID-19.

 

Así, en cuanto a las medidas de protección contra el coronavirus, todo el personal de Mercasevilla tiene los equipos EPIS necesarios y pantallas en el control de acceso al recinto y en atención al cliente, así como guantes de nitrilo, gel hidroalcohólico y mascarillas, y es obligatorio el uso de las mascarillas y los guantes por parte de los operadores, a quienes incluso no se deja entrar a las instalaciones si incumplen las exigencias, que además están vigiladas por agentes de la Policía Local, Nacional y Guardia Civil y por la reforzada seguridad privada del complejo mayorista.

 

Por las instalaciones hay dispensadores de gel hidroalcohólico para que los agentes comerciales y trabajadores desinfecten sus manos, se distribuyen dípticos con las normas de higiene para prevenir el coronavirus, que también aparecen en la cartelería específica, al tiempo que por megafonía son constantes los mensajes sobre todas las medidas de protección frente al contagio y la obligatoriedad de cumplirlas.

0
0
0
s2smodern