Puesta en marcha del plan extraordinario de emergencia en Sevilla

Ayuntamiento-de-Sevilla

El Ayuntamiento inicia un plan extraordinario de emergencia dotado con 400.000 euros para distribución de alimentos  y suministros básicos para familias y personas mayores en situación de vulnerabilidad social por la crisis sanitaria

  • Este programa, excepcional y urgente, va a reforzar la amplia red de prestaciones sociales con las que cuenta la ciudad de Sevilla para atender a familias y personas mayores que se encuentren en una situación de vulnerabilidad social provocada por la crisis sanitaria por la pandemia por coronavirus
  • Este contrato de emergencia, que se inicia hoy, tiene como objetivo facilitar el acceso a familias y personas mayores a productos de alimentación, farmacia o suministros básicos como las bombonas de butano. Estas ayudas se prolongarán al menos durante la vigencia del actual  decreto de alarma

 

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Bienestar Social y Empleo, ha iniciado hoy un plan extraordinario de emergencia dotado con 400.000 euros que va a reforzar la amplia red de prestaciones sociales con las que cuenta la ciudad de Sevilla para atender a familias y personas mayores que se encuentren en una situación de vulnerabilidad social provocada por la crisis sanitaria por la pandemia por coronavirus. Este programa, excepcional y urgente, se ha acordado por parte del comité de seguimiento municipal de la pandemia provocada por el COVID 19 con el objetivo de dar respuesta inmediata a las personas que atraviesen mayores dificultades y que no estuvieran atendidas por algunos de los otros dispositivos con los que cuenta el área de Servicios Sociales.

 

Este contrato de emergencia, que se inicia hoy, tiene como objetivo facilitar el acceso a familias y personas mayores a productos de alimentación, farmacia o suministros básicos como las bombonas de butano. Estas ayudas se prolongarán al menos durante la vigencia del actual  decreto de alarma y conllevarán un seguimiento posterior de las personas atendidas para seguir adoptando todas las medidas necesarias desde el ámbito social y laboral. En la última semana se han contabilizado hasta 2.000 hogares que han demandado apoyo para la adquisición de estos suministros básicos que están siendo analizados por parte de los Servicios Sociales municipales. La cifra final de hogares a los que se atenderá con este contrato se determinará tras el análisis de estas y otras solicitudes recibidas a través de otras vías en el ayuntamiento y las que lleguen en los próximos días. Por este motivo,  se ha optado por un contrato con margen para garantizar el objetivo de que todas las familias que lo necesiten y cumplan los requisitos de los servicios sociales tengan acceso a esta prestación.

 

 El procedimiento para las familias se articulará a través de los Servicios Sociales que evaluarán las solicitudes de familias que no tengan acceso a ninguna de las prestaciones existentes actualmente por parte del Ayuntamiento o de otras instituciones, y a partir de ahí a través de la Cruz Roja (entidad adjudicataria del contrato) se realizará la entrega de bonos por un importe económico asignado en función del número de miembros de la unidad familiar que podrán ser canjeables por los productos básicos determinados en una serie de establecimientos comerciales preestablecidos.

 

En el caso de las personas mayores, el Ayuntamiento a través de Servicios Sociales atenderá a aquellas que se encuentren en una situación de grave vulnerabilidad, que vivan sin apoyo familiar y con problemas de accesibilidad. De esta forma, serán los servicios municipales, a con el contrato adjudicado a Cruz Roja, quienes realizarán la compra de los productos con cargo a los bonos y se los levarán a su domicilio.

 

Este contrato de emergencia social, uno de los primeros que se producen de estas características en un ayuntamiento desde la entrada en vigor del decreto de alarma, viene a complementar la red de atención existente en el Ayuntamiento de Sevilla que cuenta con programas como los catering y comedores sociales (reorientados a recogida de productos para llevar al domicilio), los servicios de alimentación para menores, las ayudas directas a familias, los recursos para las personas sin hogar o los contratos para la adquisición de productos en supermercados que tramita Bienestar Social.

 

“Tenemos una red de apoyo social que garantiza que ninguna familia ni ninguna persona mayor se va a quedar desatendida o sin apoyo. Hemos puesto todos los recursos disponibles para atender a los hogares que se encuentran en situación de vulnerabilidad social. Y una vez que hemos detectado que hay más familias y personas mayores que atraviesan graves dificultades económicas relacionadas con la grave crisis sanitaria hemos articulado este nuevo contrato para darle respuestas. El Ayuntamiento va a estar ahí para aquellas personas que lo necesiten”, explicó el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores.

0
0
0
s2smodern