Emasesa toma medidas ante la crisis sanitaria por el COVID-19

EMASESA

Emsasesa desarrolla  un plan de contingencia y garantiza el suministro a la población más vulnerable y aplazamientos en próximas facturas correspondientes al periodo del Decreto de Alarma para empresas y autónomos que tuvieron que cerrar

  • Por un lado, la sociedad mantiene la continuidad de los servicios que presta cumpliendo a la vez con las recomendaciones sanitarias para el conjunto de su plantilla 
  • Y por el otro, la empresa pública contribuye a amortiguar las consecuencias de la crisis sanitaria sobre la actividad de las empresas y los autónomos y en los hogares
     

La Empresa Metropolitana de Aguas de Sevilla, Emasesa, ha puesto en marcha un plan de contingencia propio para proteger la continuidad y la calidad del servicio de abastecimiento y saneamiento. Esta estrategia tiene como objetivos proteger la salud de los trabajadores y la continuidad de los servicios cumpliendo con las recomendaciones sanitarias, así como mantener el apoyo a las familias vulnerables y facilidades en las próximas facturas a empresas y autónomos que se han visto obligados a cerrar sus negocios por recomendaciones sanitarias y el Decreto de Alarma del Gobierno central.

 

Emasesa, que conmemora el día 22 de marzo un Día Mundial del Agua marcado por la pandemia provocada por el coronavirus, ha desplegado un plan de contingencia interno que ha incorporado el teletrabajo en todos los puestos posibles, mientras una parte de la plantilla asume presencialmente los procesos críticos de gestión diaria de los recursos. Del mismo modo, se han establecido retenes de contingencia para dar  soporte a partes fundamentales del proceso, de forma que el servicio esté plenamente garantizado para toda la ciudadanía durante esta situación de crisis sanitaria.

 

En el ámbito social, Emasesa va a garantizar la calidad y la continuidad del servicio a todos los ciudadanos. Durante la duración del Decreto de Alarma están paralizado cualquier corte de suministro a familias que no puedan abonar los recibos por encontrarse en situación de vulnerabilidad o exclusión social. De esta forma, para aquellas familias que contaban ya antes de esta crisis sanitaria con ayudas por emergencia social acreditadas esta cobertura se mantendrá en vigor, y para aquellas familias que hayan entrado en situación de vulnerabilidad se facilitarán aplazamientos o fraccionamientos de pago y se evaluarán posteriormente las justificaciones económicas en cuanto a su situación, sin que en ningún caso vaya a procederse a un corte de suministro a hogares en situación de exclusión o vulnerabilidad social. De esta forma, se salvaguarda el agua como derecho humano indispensable para la vida y para la higiene, imprescindible para evitar el contagio por coronavirus.

 

En cumplimiento de las recomendaciones sanitarias, todas las oficinas de atención comercial  de Emasesa permanecen cerradas por lo que la atención se prestará vía telefónica o a través de la sede electrónica. En este sentido, queda prohibido el pago en caja de las facturas en efectivo y se habilitarán para los usuarios distintas posibilidades de pago con tarjeta, a través de la sede electrónica, por vía telefónica con tarjeta o mediante transferencia bancaria.

 

En cuanto a las empresas, desde Emasesa se ha articulado un protocolo ante  los inconvenientes que puede suponer la situación actual para determinadas actividades que se han visto afectadas por el Decreto de Alarma y han tenido que suspender o cerrar sus negocios. Se facilitarán en los próximos recibos los aplazamientos o fraccionamientos de los pagos correspondientes a los días del Decreto de Alerta. En cualquier caso, las empresas sólo abonan por el consumo que se realice y, por tanto, al haber paralizado su actividad la factura se reduce sólo a las cuotas fijas, para las que de forma justificada se podrá solicitar un aplazamiento. Esta medida no está diseñada para facturas o recibos de periodos anteriores a la entrada en vigor de la declaración del estado de alarma.

 

Todas estas iniciativas se enmarcan en la estrategia municipal ante la pandemia por COVID 19, que incluye una batería de medidas sociales y económicas para aliviar las consecuencias de la crisis sanitaria mientras, en paralelo, se diseña una estrategia de reactivación de la ciudad para cuando se haya superado esta grave situación

 

Del mismo modo, el protocolo de Emasesa ha establecido que sus cuadrillas de mantenimiento y conservación sólo actúan para la resolución de averías que impidan la continuidad del servicio  y se han articulado visitas permanentes del área de Prevención de Riesgos Laborales junto con la dirección de la empresa pública a los distintos centros de trabajo para dar soporte y garantizar el correcto cumplimiento del protocolo de continuidad de la actividad de Emasesa ante la grave crisis sanitaria. Se mantiene también en vigor el dispositivo para atenciones por alerta de lluvias y cualquier incidencia.

0
0
0
s2smodern