Los coches en doble fila entorpecen el acceso a los vehículos de emergencias que intentan llegar al lugar del aviso

Bomberos - Calle Nescania - Sevilla

La doble fila y la ocupación de los aparcamientos reservados para los vehículos de emergencias es algo habitual en la ciudad de Sevilla

Los barrios de tercera de la capital hispalense se encuentran abandonados en cuanto a limpieza, mantenimiento y sobre todo seguridad, así lo afirma uno de los vecinos del Distrito Cerro-Amate, que en la tarde-noche de ayer martes, vivió en la calle Nescania, donde reside, como un camión y una ambulancia del servicio de Bomberos no pudieron acceder hasta la puerta del edificio desde donde habían recibido el aviso ya que los vehículos particulares ocupaban la calle en doble fila e incluso aparcados en los lugares prohibidos reservados para los vehículos de emergencias. 

El problema de la doble fila en la mencionada calle o en las aledañas es algo habitual y diario, así lo manifiestan los vecinos del barrio, y se quejan de que la Policía Local no actúa ni multa a los conductores infractores y tampoco acuden cuando dan el aviso al 092, a veces ni responden, critican. 

 

- Nosotros pagamos los impuestos como los ciudadanos de los barrios de primera, sin embargo no sabemos a dónde van destinados, y este Distrito necesita más vigilancia policial y mano dura con aquellos que se saltan las normas de tráfico, apunta J.L.C.

 

De  momento, amanece otro día en Sevilla y todo sigue igual en estos barrios, coches aparcados en doble fila, en lugares señalizados como prohibido parar y estacionar, en los accesos de vehículos de emergencia y la crispación crece entre los vecinos civilizados.

0
0
0
s2smodern