El Mercado de Bellavista instala un desfibrilador para atención de usuarios y amplía la red de espacios cardioprotegidos

Instalación nuevo desfibrilador

Se suma a otros espacios donde existen aparatos similares fijos, como el Mercado de Tiro de Línea, o a los proyectos para grandes eventos, como es el caso de la Feria de Abril o de la Semana Santa

El Mercado de Bellavista cuenta desde este martes con un desfibrilador que pueda atender a usuarios en situaciones de emergencia cardiaca. Se trata de una iniciativa de la propia asociación de comerciantes que ha sido posible con la colaboración de la Obra Social de La Caixa y del Ayuntamiento de Sevilla, y tendrá continuidad con el desarrollo de diferentes cursos formativos en manejo y primeros auxilios para los emprendedores con el objetivo de que puedan asistir crisis sanitarias en los primeros instantes, que determinan el éxito de la recuperación, mientras que se desplazan los profesionales sanitarios.

Publicidad

En los últimos años, el Ayuntamiento ha instalado diferentes dispositivos fijos, en mercados como el de Tiro de Línea,  y móviles coincidiendo con diferentes eventos singulares, como es el caso de la Feria de abril o de la Semana Santa, en la que las cofradías portaban equipamientos de estas características durante sus recorridos. Con la instalación de este nuevo aparato, el Mercado de Bellavista “no sólo sigue siendo el mejor sitio para realizar las compras del barrio gracias a la calidad de sus productos o la aplicación de las últimas tecnologías, sino que también es un sitio mucho más seguro ante situaciones de emergencia de este tipo” según ha destacado la delegada Carmen Fuentes, que ha asistido a su colocación junto a la directora de la oficina de La Caixa, Leticia Cobos.

 

El nuevo desfibrilador se ha colocado en un espacio de referencia a la entrada del mercado y cuenta con diferentes paneles indicativos e informativos sobre ubicación y manipulación en todo el recinto. Cada año se dan 70.000 casos de infartos en nuestro país, de los cuales un 30 por ciento fallece antes de la llegada de la ambulancia. Esto significa que cada 20 minutos, una persona muere a causa de un accidente de estas características antes de recibir atención cualificada. En Sevilla pierden la vida entre 200 y 400 por muerte súbita cardiaca en la que el corazón deja de bombear sangre. La mejor atención es la intervención con un desfibrilador, aparato que da una descarga eléctrica para que el corazón vuelva a latir de forma normal.

0
0
0
s2smodern