La Plaza de la Encarnación acoge la campaña ‘ICTUS: Evita, aprende, actúa’

Campaña prevención ictus

Una carpa gigante que imita la forma de un cerebro que actúa como reclamo principal para concienciar a la ciudadanía de la alta incidencia del ictus y hacerles más conscientes de la importancia de actuar a tiempo y saber detectar los síntomas

  • La Fundación MAPFRE, la Sociedad Española de Neurología y Freno al Ictus ponen en marcha  con la colaboración del Ayuntamiento de Sevilla, la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía y EPES 061 con el objetivo de concienciar a la población sobre los síntomas de esta enfermedad 

 

La Plaza de la Encarnación acoge durante toda la jornada de hoy y de mañana la campaña ‘ICTUS: Evita, aprende, actúa’, que la Fundación MAPFRE, la Sociedad Española de Neurología y Freno al Ictus ponen en marcha  con la colaboración del Ayuntamiento de Sevilla, la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía y EPES 061 con el objetivo de concienciar a la población sobre los síntomas de esta enfermedad

 

El delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores, ha asistido hoy a la presentación de esta campaña junto a la delegada de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Regina Serrano; el director del Servicio Provincial del 061 en Sevilla, Francisco Bonilla; el jefe de Servicio de Neurología del Hospital Macaren y coordinador del Plan Andaluz de Atención al Ictus, Joan Montaner, y representantes de la Fundación MAPFRE, la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de Sevilla y Freno al Ictus.

 

Durante el acto, el delegado ha destacado que “este tipo de campañas son fundamentales para la prevención del ictus y, sobre todo, para que la ciudadanía sepa cómo actuar si se produce un caso, ya que el tiempo de respuesta es fundamental para minimizar sus secuelas”. Asimismo, Flores ha recordado que “el estilo de vida es determinante para prevenir esta enfermedad, algo en lo que desde el Área de Salud del Ayuntamiento venimos trabajando a través de los programas municipales de alimentación y hábitos saludables que se desarrollan en centros educativos de toda la ciudad”.

 

Para esta campaña, que finaliza en Sevilla tras haber visitado otras nueve ciudades españolas, la Fundación MAPFRE, en colaboración con el resto de entidades colaboradoras, ha instalado una carpa hinchable en semiesfera imitando la forma de un cerebro que actuará como reclamo principal para concienciar a los asistentes de la alta incidencia del ictus y hacerles más conscientes de la importancia de actuar a tiempo y saber detectar los síntomas. Expertos de los servicios de emergencias explicarán a los ciudadanos que se acerquen cómo se debe cuidar el cerebro, ante qué señales hay que actuar con rapidez y en qué consiste el Código ICTUS. La carpa está abierta de 11.00 a 20.00 horas en la Plaza de la Encarnación.

 

Durante la presentación se han dado a conocer los últimos datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), que indican que cada año casi 120.000 personas sufren un ictus en España, una enfermedad que afectará a 1 de cada 6 personas, que representa la segunda causa de muerte en España (la primera en el caso de las mujeres) y que provoca la muerte o una discapacidad grave en la mitad de los casos. Por comunidades autónomas, Andalucía es la que más casos registra al año (21.000), seguida de Catalunya (12.000), Madrid (11.000), Comunidad Valenciana (10.500), Galicia (7.000) y Castilla- León (6.000).

 

Los síntomas del Ictus aparecen de forma brusca e inesperada y los más comunes son las dificultades para hablar o entender, la pérdida brusca de fuerza o sensibilidad en una parte del cuerpo y la alteración de la simetría facial, así como problemas de visión y dolor de cabeza muy intenso. La gran mayoría de los pacientes suelen presentar una combinación de varios de estos síntomas y con solo experimentar uno de ellos, incluso si son reversibles o transitorios, ya es motivo de urgencia.

 

RIESGO EN CUALQUIER EDAD

Hipertensión arterial, diabetes, niveles de colesterol altos, tabaquismo, obesidad, problemas de corazón, vida sedentaria y consumo de alcohol, entre otros, son los factores de riesgo más frecuentes a la hora de sufrir un ictus. La edad es otro factor de riesgo, ya que la incidencia del ictus aumenta a partir de los 60-65 años, aunque puede aparecer a cualquier edad. En los últimos años ha aumentado considerablemente la incidencia de ictus en adultos jóvenes, debido en gran parte a los estilos de vida en la sociedad.

 

El 90% de los casos de ictus se podrían evitar con una adecuada prevención, tanto en personas que no lo han sufrido hasta el momento como para evitar que el ictus se repita, ya que el hecho de haber sufrido un ictus aumenta el riesgo de sufrir un segundo.  Entre las medidas para evitarlo destacan la importancia de abandonar el tabaco y el reducir el consumo de alcohol, la reducción de peso, la diminución de sal y grasas en las comidas, la actividad física y los controles médicos periódicos, controlando la tensión arterial.

 

El daño cerebral que produce un ictus depende en gran medida del tiempo en el que dura este trastorno y de la zona que se haya visto afectada. Por lo tanto, saber identificar los síntomas para acudir cuanto antes al hospital, puede ayudar mejorar significativamente el pronóstico de esta enfermedad. Uno de los lemas de la campaña es ‘Corre. Cada minuto cuenta, para hacer hincapié en la importancia de que una de las claves para el éxito en la atención del ictus es la rapidez con la que se detectan sus síntomas iniciales y se contacta con el sistema de emergencias.

0
0
0
s2smodern