Mafalda celebra sus 50 años en España con una antología sobre el amor

Mafalda

Redacción: Laura Miyara

«El amor según Mafalda» es un volumen recopilatorio donde los personajes de Quino ofrecen un mensaje de esperanza

A cincuenta años de la llegada de Mafalda a España, la editorial Lumen publica El amor según Mafalda, una selección de tiras que hablan de amistad, compasión, empatía y solidaridad, de amor al prójimo, amor propio y amor a las pequeñas cosas de la vida: la radio, los Beatles, el Pájaro Loco, los caramelos, las historias de cowboys, los libros o Brigitte Bardot. Y como es natural, también habla de su reverso: el odio, los celos, la incomprensión, el egoísmo y la desafección.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

La célebre tira cómica del argentino Joaquín «Quino» Lavado se publicó por primera vez en 1964 y durante una década formó parte de la sección de caricaturas de numerosos periódicos en Argentina y el mundo. Simultáneamente, Quino publicó más de diez libros compilatorios con las aventuras de la niña intelectualizada y sus amigos. Se trata de una lectura que permite entender un poco más el mundo de los años sesenta, a través de los ojos de una niña de clase media. En palabras de la historiadora uruguaya Isabella Cosse, «Mafalda dialogó con los procesos sociales, económicos, culturales y políticos que atravesaba la clase media y articuló diferentes ideas que existían sobre ese sector social. Pero no fue solo eso: la historieta tuvo un papel activo, productivo, en la consolidación de la identidad de la clase media».

 

La niña inconformista llegó a España en 1970 de la mano de Esther Tusquets y de la editorial Lumen, en pleno auge y reconocimiento de la tira a nivel mundial. Durante las décadas siguientes, la obra de Quino sería traducida a más de 20 idiomas y formaría parte de campañas de concienciación a nivel mundial en causas relacionadas con la salud, derechos de los niños y derechos humanos, entre otras. En España, la tira tuvo una gran acogida, gracias a su poder de universalización de los problemas políticos y sociales. En 1990, Quino obtuvo la ciudadanía española, con 57 años. Según contó en una entrevista, le habían preguntado: «¿Y a esta edad se le ocurre a usted hacerse español?». Él contestó: «No, se me había ocurrido antes, pero es que entonces estaba Franco».

 

España, que siempre ha seguido con sumo interés la carrera del ilustrador, le ha rendido varios homenajes a lo largo de los años. En 1992, tuvo lugar en Madrid la exposición «El mundo de Mafalda», organizada por la Sociedad Estatal Quinto Centenario. En el 2014, luego de que Quino recibiera el premio Príncipe de Asturias, se instaló en Oviedo una estatua de Mafalda.

 

En la nota a esta edición, Lola Martínez de Albornoz, editora de Lumen, explica: «la selección de viñetas que aquí presentamos podría asumirse como una guía de comportamiento ante las injusticias del mundo. Porque lo importante del amor no es ya el romanticismo de colores pálidos, sino la capacidad de contenernos, el trabajo de la amistad más atenta y, por último, el cuidado de los nuestros pero también del amplio mundo que habitamos para que siga siendo habitable en el futuro. Por eso, cuando hablamos del “amor según Mafalda”, de lo que estamos hablando en realidad es de la esperanza de un mundo mejor». En un momento histórico donde esta esperanza es especialmente necesaria, el legado de Quino demuestra, una vez más, su universalidad y su vigencia.

0
0
0
s2smodern