CCOO de Sevilla avisa de que las horas extra no remuneradas generarían cerca de 4.000 empleos a tiempo completo al mes en la provincia

De las 111.234 horas extra que los trabajadores y trabajadoras echan en las empresas sevillanas, 39.868 no se pagan, una cifra que supone el 35,8% y que se sitúa por encima de la media andaluza, donde no se remunera el 32,7% de la jornada extra

  • El secretario general de CCOO de Sevilla, Alfonso Vidán, recuerda que la entrada en vigor de la obligatoriedad del registro horario en las empresas es una “reivindicación histórica del Sindicato que beneficiará al conjunto de la clase trabajadora, por lo que estaremos vigilantes con su cumplimiento”

  • El secretario de Acción Sindical de CCOO de Sevilla, Carlos Aristu, explica que “la medida generará garantías y seguridad laboral en el conjunto de los sectores de la provincia, pero especialmente en el campo, donde se evitará el abuso empresarial cotidiano que sufren quienes trabajan al mínimo de peonadas necesarias para acceder a subsidios y prestaciones” 

 

CCOO de Sevilla avisa de que las horas extra no remuneradas generarían casi 4.000 empleos a tiempo completo al mes en la provincia, según un informe propio realizado a partir de microdatos de la Encuesta de Población Activa (EPA). De las 111.234 horas de exceso de jornada que los trabajadores y trabajadoras echan en las empresas sevillanas, 39.868 no se pagan, una cifra que supone el 35,8% y que se sitúa por encima de la media andaluza, donde no se remunera el 32,7% de esa jornada extra.

 

En el marco la reciente entrada en vigor del Real Decreto-Ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, el secretario general de CCOO de Sevilla, Alfonso Vidán, ha recordado que “esta es una reivindicación histórica del Sindicato que esperamos que se cumpla a rajatabla puesto que beneficiará a las personas trabajadoras que ahora no cobran las horas extra, además de incrementar las cotizaciones a la Seguridad Social con la consecuente repercusión en las prestaciones futuras (desempleo o jubilación, entre otros) y el necesario aumento de las posibilidades para conciliar y respetar el tiempo de descanso necesario para proteger nuestra salud”. La multa por incumplir esta medida puede llegar hasta los 6.250 euros y Vidán ha advertido de que desde CCOO de Sevilla “estaremos vigilantes con su cumplimiento”.

 

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de CCOO de Sevilla, Carlos Aristu, ha desgranado otros datos del informe, como que esta práctica generalizada y sistemática no solo se produce en empleos de menor cualificación, sino que se extiende al conjunto de ocupaciones como es el caso de puestos de dirección o gerencia, donde se realiza un 97% de horas extra sin remunerar. Con respecto al tipo de jornada, los trabajadores y trabajadoras que tienen contratos a tiempo completo efectúan un 34,2% de horas extra sin remunerar frente al 26,5% de las que echan quienes trabajan a tiempo parcial. Y en cuanto al nivel de estudios, las personas que tienen estudios superiores llegan al 47,6% de exceso de jornada no pagada, alcanzando hasta el 64,9% si los estudios son primarios o inferiores.  

 

La brecha de género también es palpable en el exceso de jornada. Mientras los hombres realizan un 30,6% de horas extra que no cobran, la cifra en las mujeres se eleva hasta el 36,2%, lo que supone una diferencia de casi seis puntos porcentuales entre sexos. Esto se traduce en más dificultades para conciliar la vida laboral, aumentando la sobrecarga de tareas y de responsabilidad familiar de las mujeres.

 

Por eso, desde CCOO de Sevilla “creemos que la medida va a ofrecer garantías y seguridad laboral en el conjunto de sectores de la provincia de Sevilla y, especialmente, en aquellos más sensibles al control y registro de jornada como son el del comercio, la hostelería y el campo”, ha explicado Aristu. En concreto, en el sector del campo, las más de 150 denuncias interpuestas por CCOO ante la Inspección de Trabajo han dado como en resultado en el 100% de los casos sanción administrativa o imputación penal del empresario. El específico sistema de alta de los trabajadores y trabajadoras agrícolas se verá afectado por la nueva obligatoriedad de registro de jornada en la doble vertiente: la de la duración efectiva de la jornada y la del número total de jornadas trabajadas, evitando así el abuso empresarial cotidiano que sufren quienes trabajan en el campo al mínimo de peonadas necesarias para acceder a subsidios y prestaciones. "Se trata de sacar al trabajo agrícola de un sistema casi feudal e implantar en las fincas un catálogo de derechos y garantías para las 140.000 personas adscritas a este sector", ha concluido el secretario de Acción Sindical de CCOO de Sevilla.

0
0
0
s2smodern