Un informe de Amadeus para Turismo de Sevilla revela que el 89 % de los viajeros vuelan ya a San Pablo en enlace directo

La compañía proveedora de soluciones tecnológicas para la industria de viajes entrega en el marco de la cumbre WTTC al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, un estudio para contribuir a la planificación de las estrategias turísticas de la ciudad

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el vicepresidente de la firma Travel Audience & Amadeus for Destinations, Alex Luzarraga, mantuvieron un encuentro de trabajo el pasado 3 de abril, en el marco de la Cumbre Mundial de Viajes y Turismo (o WTTC, por sus siglas en inglés) celebrada en el Palacio de Congresos y Exposiciones, FIBES, para analizar una radiografía actual del turismo en la ciudad hispalense, a raíz de un informe específico realizado por la empresa proveedora de soluciones tecnológicas para la industria de viajes.

 

En concreto, ese estudio se sustenta sobre los datos procedentes del departamento Amadeus Destination Insight, y su finalidad principal es conocer el comportamiento del viajero que acude a Sevilla y proporcionar información crucial para el desarrollo de estrategias y campañas al Consorcio de Turismo de Sevilla. Con cifras de 2018, el informe rastrea la demanda según las búsquedas aéreas realizadas por las agencias de viajes online, analiza las llegadas por avión a la ciudad y los procesos de reservas, elabora una visión general y detallada de los cinco principales mercados extranjeros –Francia, Estados Unidos, Italia, Reino Unido y Alemania– y, por último, confecciona un perfil sociodemográfico del visitante

 

Con esos parámetros por delante, el estudio concluye que el 76 por ciento de todas las búsquedas aéreas para el año 2018 con destino al aeropuerto de San Pablo tenía origen internacional. El porcentaje fue un 87 por ciento superior en la comparación con 2017. Fue, además, el cuarto destino más buscado de España entre los viajeros estadounidenses, por detrás de las ciudades de Madrid, Barcelona –en ambos casos por la alta concentración de vuelos internacionales– y Málaga –por la influencia de la Costa del Sol–.

 

El 89 por ciento de los viajeros hacia Sevilla lo hicieron en vuelo directo, y un 11 por ciento con escala. Entre los principales mercados internacionales, Alemania mostró un 81 por ciento en vuelo directo, Italia, el 91 por ciento, Francia, el 94 por ciento, y Reino Unido, el 96 por ciento. Los viajeros procedentes de Estados Unidos, que es el segundo mercado en importancia para el turismo de la ciudad, tuvieron que realizar una conexión en un 69 por ciento de los casos, y el 31 por ciento, dos escalas. “Esto se debe a la ausencia de vuelos directos entre Estados Unidos y Sevilla”, recuerda el estudio. Para ese último caso, Madrid (el 37 por ciento), Barcelona (22 por ciento) y Lisboa (13 por ciento) fueron las principales ciudades en las escalas realizadas hacia el destino Sevilla. “Lisboa parece ser un punto de conexión importante para vuelos con origen Estados Unidos”, detalla.

 

En cuanto a la estacionalidad turística, que mide cuál es la distribución del volumen de las búsquedas a lo largo del año (por la fecha de realización de búsqueda y por la fecha deseada del viaje), el estudio concluye que el reparto fue bastante distribuido a lo largo de 2018, y avala, por tanto, el argumento de que este sector está cada vez más desestacionalizado.

 

“Esa estacionalidad en el contexto de las fechas deseadas para viajar está vinculada al clima, plazos de vacaciones, eventos festivos, etc. Por lo tanto, existen diferencias entre Sevilla y España. En general, Sevilla muestra una distribución de la demanda más equilibrada que el resto de España”, detalla ese informe. Enero y marzo son los meses en los que se realizan más búsquedas para viajar a la capital andaluza, frente al más bajo: junio. Los meses de intención de viaje con índices más elevados fueron mayo, agosto, octubre, diciembre, y los más bajos, enero y febrero.

 

“La primavera es la temporada más fuerte, concentrando un tercio de los viajeros a

Sevilla durante el año 2018”. No obstante –apostilla–, la estacionalidad de los viajes a la ciudad está bastante distribuida durante el año, y a tal circunstancia contribuye la actual diversificación de los mercados extranjeros. “Los meses de invierno, entre diciembre y febrero, son los meses de demanda más baja para viajar. Sin embargo, la oferta turística de Sevilla no tiene tanta dependencia de condiciones climáticas, y puede resultar atractiva en esa temporada”, abunda.

 

El informe de Amadeus, asimismo, estudia la estancia de los viajeros medida entre el vuelo de llegada y el de la vuelta, arrojando, así, otra dimensión a las estadísticas oficiales (Instituto Nacional de Estadística, INE) sobre estancia media. En promedio, las búsquedas con Sevilla como destino tienen una duración prevista de estancia de 5,9 días, con agosto con el máximo de 7,4. En tal duración no sólo habría que tener en cuenta la estancia en la ciudad, sino San Pablo como la puerta de entrada para el turismo en la provincia y otras zonas tanto de la comunidad de Andalucía como del sur de Extremadura.

 

Y entre todos los orígenes analizados, EEUU arroja la mayor duración prevista de la estancia: más de un 70 por ciento de las búsquedas tienen una duración prevista de estancia entre 7 y 14 días. En el lado contrario, Italia muestra los datos más bajos ya que un 70 por ciento de sus búsquedas son para una estancia inferior a 7 jornadas. Por intervalos, para 3, 7 o 14 días son las frecuencias mayoritarias en las búsquedas de vuelos.

 

En cuanto a la anticipación del viaje, referida al plazo entre la fecha de la búsqueda y la fecha deseada del viaje, la mayoría con destino Sevilla (un 27,9 por ciento) se hace con una antelación de entre uno y tres meses. “Esto identifica que Sevilla no suele ser un destino de última hora, sino que la mayoría de los viajeros planifican su visita con antelación”, señala el informe. Y en el 5,94 por ciento esa planificación se eleva a 6 o más meses. Estados Unidos es el mercado más previsor, dado que un 80 por ciento de todas las búsquedas se hace con más de un mes de antelación, frente a Francia, que es el mercado con más búsquedas de última hora –un 18 por ciento se realiza con menos de 7 días–. En esto influye, lógicamente, la existencia o no de vuelos directos.

 

Si se tienen en cuenta las reservas materializadas, un 24,7 por ciento de los viajeros las realizan con más de 100 días de antelación al viaje y el 17,3 por ciento con entre 100 y 200 días, mientras que las reservas de última hora (con tan sólo 10 días como antelación) son el 15,4 por ciento. De nuevo, Italia es el que arroja un porcentaje superior en reservas de última hora (25 por ciento), frente a Alemania, que muestra el promedio mayor de anticipación de reserva –87,9 días–.

 

Por último, el informe de Amadeus muestra un elevado porcentaje de personas que viajan solas (61 por ciento), mientras que un 23 por ciento lo hacen en parejas, un 14 por ciento en grupos de tres o más y el 2 por ciento en familia. El 64,8 por ciento eran hombres y el 35,2, mujeres.

 

Juan Espadas agradeció a Alex Luzarraga la elaboración de este completo informe y destacó su importancia, “puesto que, además de aportar más información al Centro de Gestión de Datos de Turismo de Sevilla al diseñar y planificar sus estrategias en materia turística, entre ellas la promoción en los mercados extranjeros, también es válida en la planificación del tejido empresarial sevillano”.

 

Por su parte, Alex Luzarraga señaló que “estamos muy satisfechos con el informe y contentos de que vaya a ser de utilidad para Sevilla. En el grupo Amadeus creemos firmemente que el análisis de datos ofrece una ventaja competitiva clara para los destinos, como en este caso Sevilla, al permitir un mejor conocimiento del viajero, para así poder definir mejor la oferta de servicios y propuestas”.

0
0
0
s2smodern