Ayuntamiento y Joint Research Centre avanzan para que este centro de investigación de la Comisión Europea tenga en el PCT Cartuja una nueva sede que acoja además otras actividades y más plantilla

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, mantiene un encuentro de trabajo con los responsables de las distintas áreas de este centro de investigación, que tiene 364 trabajadores de una treintena de países y que serán 400 a finales de este año

  • La apuesta de JRC por la ciudad se traducirá en un nuevo edificio, en los terrenos municipales del antiguo Pabellón de los Descubrimientos, “que fortalecerá la investigación, la innovación y la ciencia en el PCT”, señala el alcalde 

El Ayuntamiento y el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea (Joint Research Centre, JRC), ubicado en el Parque Científico y Tecnológico (PCT) Cartuja, ultiman los trámites administrativos para que este servicio comunitario tenga una nueva y permanente sede en la ciudad en los suelos de titularidad municipal ahora en desuso que ocupara el antiguo Pabellón de los Descubrimientos y que albergaría tanto sus actuales actividades y plantilla de investigadores –de 364 personas de la totalidad de los países miembros de la Unión Europea– como la posibilidad de otras instalaciones europeas relacionadas con la investigación y la innovación.

 

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha mantenido hoy una reunión de trabajo con el director del JRC, Luis Delgado, y los responsables de las distintas áreas de actividad en las que investiga para la Comisión Europea: energía, transporte, medio ambiente y cambio climático, agricultura y seguridad alimentaria, política territorial, empleo y educación y transformación digital e inteligencia artificial. En este encuentro, el regidor hispalense ha estado acompañado por la delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, Carmen Castreño, y directivos de la Confederación de Empresarios de Sevilla. En la actualidad, JRC Sevilla acoge equipos especializados en políticas de innovación y crecimiento, en las áreas de la política fiscal, economía digital, en capital humano y empleo, en desarrollo regional, en economía circular, en economía agroalimentaria, así como en economía de la energía, el transporte y el cambio climático.

 

“La nueva sede es una oportunidad para reforzar la investigación, la innovación y la ciencia en el PCT Cartuja, así como la propia apuesta de la Comisión Europea por la ciudad. JRC tiene un firme compromiso con Sevilla y Sevilla quiere tenerlo con JRC”, ha considerado el alcalde, quien ha abundado en el efecto tractor para atraer otro tipo de inversiones, así como proyectos y fondos europeos, consolidando, además, el actual equipo de este centro y ampliándolo. Espadas ha destacado la importancia de este centro investigador para configurar el ecosistema de innovación de Sevilla y ha recordado que el JRC está ya participando en la elaboración del Plan Estratégico Sevilla 2030 y en el proyecto público privado de innovación abierta Sevilla Futura, que ocupará las Naves de Renfe en San Jerónimo una vez rehabilitadas y colabora, asimismo, en otras iniciativas municipales, como en la gestión medioambiental con Lipasam.

 

Desde que se estableciera en 1994 en Sevilla, el JRC ha pasado de ser un instituto centrado en la prospectiva tecnológica a convertirse en centro de apoyo científico y técnico para una multitud de direcciones generales de la propia Comisión Europea. Sus previsiones indican que, a finales de 2019, unas 400 personas formarán parte del equipo multidisciplinar y de una treintena de nacionalidades tanto de la Unión Europea como de fuera que asesora el diseño e implementación de políticas de la UE, a través de una triple especialización en socioeconomía, tecnología y políticas públicas.

 

Por su parte, Luis Delgado ha destacado la importancia de las actividades del JRC a la hora de configurar le legislación europea en materias como agricultura, energía, cambio climático, inteligencia artificial política territorial o transformación digital. “Se trata de legislaciones técnicamente muy complejas y con respecto a sectores industriales también muy complejos como la industria y con afección a múltiples esferas económicas, sociales o medioambientales, y desde JRC Sevilla contribuimos a su elaboración. De hecho, hemos creado el llamado Proceso de Sevilla, que es un término de referencia a nivel mundial a la hora de elaborar este tipo de legislación”, ha explicado.

 

El Proceso de Sevilla y otros proyectos 

El Proceso de Sevilla es como se conoce el conjunto de acciones y mecanismos que allí se llevan a cabo para identificar las Mejores Técnicas Disponibles (MTD, o Best Available Techniques, BAT en inglés), cuyas conclusiones constituyen legislación europea secundaria, y que tienen como objetivo prevenir, reducir, y, en la medida de lo posible, eliminar la contaminación procedente de las actividades industriales y agroindustriales en Europa. Un cometido que tiene como base un intercambio de información técnico-económica entre el gran número de actores que deriva de los 28 Estados que integran la UE y de su amplio tejido industrial, más su posterior organización y depuración para elaborar las normas técnicas que exige la Directiva Europea sobre Emisiones Industriales.

 

Estos documentos de referencia sobre MTD son el punto de partida para que las autoridades de la UE otorguen permisos operativos a las instalaciones industriales y agroindustriales más grandes. Los documentos aportan a operadores, autoridades y ciudadanía información sobre las medidas técnica y económicamente viables para evitar o minimizar el impacto medioambiental. Y en el proceso participan miles de personas coordinadas desde Sevilla.  

 

 

El JRC Sevilla trabaja en una plataforma de especialización Inteligente asesora 180 regiones de toda Europa en diseño e implementación de estrategias de innovación e I+D. Es responsable, asimismo, de diversos marcos de competencias digitales en el marco de la Agenda Europea de Nuevas Capacidades. Para evaluarla formación digital en colegios, el JRC ha desarrollado una herramienta de autoevaluación de las competencias digitales, llamada SELFIE, en cuya primera ronda han participado más de dos mil colegios de 16 países de la Unión Europea, además de Turquía, Canadá y Suiza.

0
0
0
s2smodern