Ayuntamiento y Altadis organizarán unas jornadas de participación y consensuarán un proyecto para la puesta en uso de la fábrica de tabaco

El delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, ha valorado hoy como “un paso decisivo que marca un antes y un después en un proyecto estratégico para la ciudad” la aprobación de los criterios de conservación y de intervención que deben marcar cualquier desarrollo urbanístico de los suelos de Altadis, de propiedad privada, ubicados en Los Remedios que llevan bloqueados desde hace doce años

 

Así, ha subrayado que el dictamen elaborado con base en un informe del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, es el resultado de tres años “de trabajo, de diálogo, de seriedad y de rigor” por parte del Ayuntamiento de Sevilla, y permite ahora con toda la seguridad jurídica elaborar un proyecto y una modificación del PGOU en este primer semestre de 2019 para transformar esta zona de la ciudad garantizando espacios libres, un paseo fluvial, equipamientos, un edificio central con un innovador, y un desarrollo terciario compatible y ajustado a unos criterios ya definidos.

 

En este sentido, el delegado ha subrayado que el Ayuntamiento de Sevilla y Altadis comparten, una vez aprobado el informe en la Comisión Provincial de Patrimonio, los siguientes pasos para el desbloqueo definitivo de los suelos. Tal y como se establece en el protocolo suscrito en 2018 entre la empresa tabacalera y el Consistorio, a continuación se reforzará la participación ciudadana (que ya se abrió con el proceso de elaboración de un catálogo y la formulación de alegaciones) a través de unas jornadas que se celebrarán en febrero. El objetivo es, una vez que están definidos los parámetros del desarrollo urbanístico, alcanzar el máximo consenso para determinar un uso innovador que responda al interés general en el edificio central (cubo); los equipamientos necesarios para el barrio, y un paseo fluvial. En este marco, además, el Ayuntamiento y Altadis inician ya los trabajos para definir un proyecto terciario que suponga valor añadido para la ciudad que se pueda ejecutar en la zona delimitada por el informe de la Comisión Provincial de Patrimonio.

 

“En el mandato anterior no se hicieron las cosas bien y eso tuvo consecuencias. El gobierno lanzó una propuesta sin base suficiente que acabó siendo tumbada por un informe vinculante porque no respetaba una visión de conjunto, invadía zonas verdes, no respondía al interés general y no planteaba una adecuada conservación. Ahora hemos hecho otro proceso completamente distinto que ha empezado por determinar, después de años de esfuerzo y trabajo, los parámetros mínimos de protección y de intervención en esta zona”, explicó Antonio Muñoz.

 

El protocolo firmado en 2018 fijaba así como punto de partida un acuerdo con la Consejería de Cultura mediante la elaboración previa de los instrumentos urbanísticos de reconocimiento y protección de los valores existentes en la fábrica de tabacos. Una vez superado este paso se establecían como siguientes trámites la apertura de un proceso de participación (que se articulará con unas jornadas en febrero) y la elaboración de los instrumentos urbanísticos necesarios para la transformación de esta zona.

 

Los principios básicos de la intervención en Altadis están ya definidos con todo rigor y la máxima seguridad jurídica. De acuerdo con el protocolo, se debe lograr la integración urbana de la fábrica de tabacos garantizando la continuidad peatonal hacia la ribera fluvial; la implantación de equipamientos públicos necesarios para el barrio; la preservación íntegra de los Jardines de Manuel Ferrand; la continuidad de los usos actuales de la capilla de la Hermandad de las Cigarreras; y el protagonismo del edificio central con un proyecto innovador que genere un retorno cualitativo y emblemático para la ciudad. Además, se podrán introducir usos terciarios  en una intensidad que siempre debe ser más baja que las expectativas del convenio de 2015 y con un proyecto arquitectónico atractivo, patrimonialmente respetuoso y enfocado desde criterios de sostenibilidad urbana y revitalización económica y social. 

 

A estos acuerdos establecidos en el protocolo entre Altadis y el Ayuntamiento se suman ahora los criterios de conservación e intervención acordados por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico previo informe del Instituto Andaluz de Patrimonio. De acuerdo con este informe, se determinan como elementos determinantes de la memoria del uso industrial además del edificio de talleres y oficinas (cubo) y la capilla; los edificios de viviendas y los locales anexos de esa zona. Igualmente se consideran en el informe elementos determinantes en la ordenación los espacios libres y zonas verdes, especialmente los jardines de Manuel Ferrand.

 

El informe determina así que en la zona sur se puede desarrollar un área edificable de nueva planta del recinto entre el edificio de talleres, el borde de la zona verde determinado en el PGOU y los jardines de Manuel Ferrand garantizando en cualquier caso el paseo de ribera. El límite de altura del inmueble será el establecido para el barrio de Los Remedios. En todo este diseño deben quedar garantizados los espacios libres, el acceso a la ribera y la definición de un espacio como centro de interpretación de la fábrica. Al mismo tiempo, se debe preservar la imagen de la edificación actual hacia el conjunto histórico y frente a la dársena del Guadalquivir.

0
0
0
s2smodern