El gobierno presenta un proyecto de Presupuestos 2019 para Sevilla

Este documento será remitido al Consejo Económico y Social de Sevilla y a los grupos políticos de la Corporación para la presentación de enmiendas previas a su votación en el Pleno Municipal

 

El delegado de Hacienda y Administración Pública, Joaquín Castillo, junto al director general de Hacienda, José Miguel Herrera, y la gerente de la Agencia Tributaria, Eva Vidal, han presentado este miércoles el proyecto de presupuestos para el año 2019 que ha sido remitido al Consejo Económico y Social de Sevilla para la elaboración de los preceptivos informes así como a los grupos políticos con representación en la Corporación para su análisis y la elaboración, en su caso, de enmiendas, previas a una votación en el Pleno fundamental para evitar las consecuencias para el próximo año 2019 y para 2020 de una prórroga presupuestaria. El proyecto de presupuesto se ha planteado agotando la regla de gasto y todas las posibilidades de financiación con el objetivo de alcanzar un mayor volumen de inversión público, de gasto social y de recursos para los servicios municipales.

 

El presupuesto del Ayuntamiento asciende 851.923.791 euros, lo que supone un crecimiento del 3,77% respecto al pasado ejercicio. Si se compara con el inicio del mandato, el crecimiento es de un 12,7%. En total, esto supone un crecimiento del gasto público con fines sociales de 31 millones de euros respecto al pasado ejercicio y de 96 millones respecto a 2015. En términos consolidados, es decir, el presupuesto del ayuntamiento, los organismos autónomos y las empresas municipales,  asciende a 1.010.559.000 euros en ingresos y de 1.005.852.000 en cuanto a los gastos. El crecimiento en este mandato es de un 10% y respecto al año pasado de un 4,1%.

 

“Hemos apurado todas las posibilidades de financiación propia y de otras administraciones. Se ha constatado que cuando pusimos encima de la mesa la posibilidad de reducir la presión fiscal a hogares, autónomos y pequeñas y medianas empresas se hizo con la certeza de que se podrían encontrar otras vías a través de una mejora de la gestión de ingresos para acceder a los recursos necesarios para mantener el gasto social y la inversión”, explicó el delegado de Hacienda, Joaquín Castillo.

 

Precisamente una de las prioridades del presupuesto es la inversión pública diseñada desde una perspectiva social. El presupuesto consolidado de inversión directa del Ayuntamiento de Sevilla, empresas municipales y organismos autónomos para el año 2019 asciende a 86,7 millones de euros. Esto supone el mayor presupuesto de inversión pública que se ha aprobado en mucho tiempo. En este mandato se habrá duplicado la inversión pública respecto a la consignada en el año 2015. Respecto a 2018 el crecimiento es de un 8,79%. A esta cifra hay que añadir además el volumen de inversión pública programada por Emasesa (46,3 millones de euros), así como los remanentes de créditos de 2017 y 2018 que se corresponde en su mayor parte con obras licitadas o en tramitación y que se irán ejecutando y culminando a lo largo del año. De ahí que el volumen disponible ascienda a 130 millones de euros.

 

Dentro de este volumen de inversión pública se fijan como prioridades las inversiones en los colegios y edificios municipales (con un volumen de 17,7 millones de euros), los mercados de abastos (dos millones de euros); el patrimonio (7 millones de euros); la vivienda (con una inversión de 19 millones de euros para el nuevo plan municipal de vivienda; las intervenciones en los barrios (con 13,5 millones de euros en Gerencia de Urbanismo y distritos, más los remanentes de años anteriores, y otras actuaciones en materia de mejora del arbolado o de movilidad) o el impulso de la actividad económica en los parques empresariales (con inversiones municipales complementadas a través de Emasesa)

 

Otra de las grandes prioridades del presupuesto son las políticas sociales y de atención a personas desempleadas. El presupuesto de Bienestar Social alcanza su nivel más alto en el Ayuntamiento con 76,4 millones de euros, lo que supone un 5% más que el año pasado y un 28,6% más que en 2015. Entre otras cuestiones, estas partidas incorporan la ejecución del nuevo plan local para barrios desfavorecidos; las ayudas PPC, la apertura del centro de servicios sociales de Nervión, la gestión de los nuevos centros de participación activa para personas mayores de Polígono Sur y Sevilla Este; el programa Integra, la recuperación de la escuela municipal de jardinería o los recursos necesarios para poner en marcha los programas de empleo que cuenten ya con resolución definitiva de la Junta de Andalucía.

 

Como tercera prioridad, el Ayuntamiento, a través de la Dirección General de Modernización, ha elaborado a lo largo del ejercicio 2018 el Plan de Acción para la transformación digital del Ayuntamiento y la racionalización y mejora de los procesos administrativos. El presupuesto de 2019 recoge un incremento de los recursos destinados a este proceso de modernización superando los 6,1 millones de euros de los cuales 1,9 millones de euros se destinarían a inversiones (tres veces más que en el pasado ejercicio).

 

El presupuesto de 2019 también establece como prioridad la mejora de los servicios municipales a través de un refuerzo del empleo público dentro de las limitaciones aún existentes en la materia y alcanzando en cualquier caso los máximos niveles posibles. El presupuesto consolidado del Ayuntamiento, organismos autónomos y empresas municipales experimenta un crecimiento en el capítulo 1 de 28 millones de euros al pasar de 504.224.527 euros a 532.170.290 euros, un aumento por tanto de un 6%.

 

Esto se refleja además en las transferencias a las dos principales empresas de servicios municipales: Lipasam y Tussam. La transferencia a la empresa de limpieza vuelve a crecer por segundo año consecutivo hasta los 99,6 millones de euros para desarrollar acciones de mejora de limpieza y recogida de residuos y estrategias de fomento de la recogida selectiva y la economía circular. Tendrá un presupuesto total de 105,5 millones de euros.

 

En cuanto a Tussam, el crecimiento asciende este año a 74,5 millones de euros en sus transferencias corrientes garantizando así una adecuada situación de la empresa. Se mantienen las partidas necesarias para sostener el bonobús tercera edad, bonobús joven, bonobús social, bonobús para personas con discapacidad  o el bonobús solidario. En todos estos títulos se han consignado recursos ajustados al gasto real realizado durante 2018.

 

Durante este ciclo económico y político se han venido reforzando o asentando líneas estratégicas básicas en los presupuestos municipales que han tenido su reflejo en dotaciones económicas, en muchos casos, sin precedentes en la ciudad de Sevilla. El establecimiento de estas prioridades y el escenario político y económico actual ha obligado a redimensionar algunas y a reforzar otras. En cualquier caso en todas estas líneas se garantiza una continuidad con el trabajo realizado hasta ahora.

 

Hay otras prioridades fundamentales que se mantienen en el proyecto de presupuesto como las políticas de igualdad (3,5 millones de euros); la memoria histórica (520.000 euros), el Deporte (30 millones de euros); la cultura (11 millones de euros); el taxi (que llevará la creación de la nueva App); la cooperación al desarrollo (1,6 millones de euros) o el apoyo a comercio y autónomos a través de subvenciones o medidas para fomentar esta actividad económica.

 

Todo este marco presupuestario se ha diseñado además aprovechando al máximo todas las posibilidades de financiación a través de otras instituciones. Está en marcha el programa EDUSI para la zona Norte; se ha aprobado el programa Interreg centrado en la fábrica de Artillería; está pendiente la aprobación del 1,5 cultural y se han aceptado las subvenciones para eficiencia energética en colegios, edificios municipales o en las naves de Renfe.

 

Esto ha permitido optimizar las oportunidades de inversión, de forma que se ha podido reducir el recurso al endeudamiento consolidando la línea de saneamiento y alcanzar nuevos objetivos de  reducción de la deuda en el Ayuntamiento de Sevilla. La previsión es que al cierre de 2019 pueda situarse en 287 millones de euros, lo que supone una reducción de 140 millones de euros en el mandato hasta alcanzar los 287 millones, una de las más bajas de las ciudades. Además, la planificación se ha realizado con el objetivo de completar las ejecuciones pendientes de los presupuestos de 2017 y 2018.

 

“Por todas estas cuestiones, el gobierno de la ciudad considera fundamental la aprobación del presupuesto que evite una prórroga. A todos los grupos nos debe unir la defensa del interés general y tenemos que ser capaces de alcanzar de nuevo acuerdos como ya ocurrido en los otros 3 presupuestos y en los cuatro proyectos de ordenanzas fiscales”, explicó Joaquín Castillo.

 

El delegado destacó el volumen de pérdidas para la ciudad que puede suponer una prórroga presupuestaria que obligaría a renunciar a los 86,7 millones de euros consignados como inversiones directas; dificultaría la incorporación de proyectos financiados con aportaciones extraordinarias; impediría incrementar los recursos para políticas sociales y  complicaría la aplicación de los aumentos de presupuestos para personal y mejora de los servicios públicos. Asimismo, una prórroga presupuestaria tendría efectos sobre la regla de gasto de 2020 cuyo presupuesto partiría con una reducción de 57,6 millones de euros aproximadamente.

0
0
0
s2smodern